martes, 4 de diciembre de 2007

El mundo bipolar: Una eterna contradicción

Yo creo que es hora de explicar un poco el nombre de mi blog. UN MUNDO BIPOLAR....

Por principio de cuentas, yo siempre he creído que este mundo está lleno de dicotomías, encrucijadas y opuestos que quizás no son tan opuestos: quizás son complementarios. Hombre y mujer, macho y hembra, Dios y Satanas, bien y mal, blanco y negro, heterosexual y homosexual, político y honrado, pop y rock, izquierda y derecha, frío y calor. Me podría pasar bastante tiempo y gastar bastantes líneas debrayando sobre este tipo de conceptos antónimos; pero creo que ya captamos la idea, no?

En fin, desde pequeño, siempre tuve una cierta inclinación a reflexionar sobre las diferencias entre buenos y malos, ángeles y demonios, príncipes y hechiceros malvados. Por alguna extraña razón, que realmente nunca he comprendido del todo, me inquietaba la idea de la pureza de ambos bandos.

Es decir, cabilaba mucho tiempo en cuestiones como estas: Es un malo completamente malo? 100% malo? Nunca ha hecho ningún bien? Se puede hacer bien desde el mal? Se puede hacer el mal desde el bien?....

Hace un par de años atravesé una situación bastante complicada. Mi forma de ser cambió de manera radical. Tuve problemas con muchos de mis amigos, con mi familia. Desde entonces me he encontrado en una lucha constante. Una lucha que ha dejado cicatrices en el alma, en el cuerpo y hasta en la reputación de mi antiguo "buen" nombre. Una lucha que me llevó inclusive a un intento de suicidio... Por mucho tiempo anduvimos dando tumbos: agitación psicomotriz, depresión, algunos creyeron inclusive que era magia negra.

Finalmente, hace no mucho tiempo, descubrimos (bueno, el psiquiatra, no yo) que se trataba de TAB. Transtorno Afectivo Bipolar. Un mal funcionamiento de la química cerebral hace que la persona se sienta Dios un día y al siguiente sienta que no merece la pena seguir viviendo. Un día tienes energías suficientes para correr un maratón y al siguiente no te quieres levantar de la cama. Un día amas, lloras, gritas, cantas, bailas sin parar y al siguiente no sientes nada más que un vacío y un dolor inmensos.

Muchos artistas y hombres exitosos han sufrido este padecimiento: Van Gogh, Kurt Cobain, Beethoven, Jim Carrey, Robin Williams, Robert Louis Stevenson, Miguel Ángel, Axl Rose. La lista es verdaderamente larga y contiene a muchísimos genios. Lamentablemente, genios torturados, genios que sufrieron toda su vida y que no terminaron muy bien que digamos: o se suicidaron, o se cortaron una oreja, o terminaron en un manicomio...

Muchas personas opinan que los que sufren esta enfermedad tienen capacidades mentales, creativas y artísticas superiores a las de la gente "normal". Esta hipótesis no ha sido confirmada y no creo que la genialidad forzosamente vaya de la mano de este tan horrible mal. De otro modo me sentiría quizás feliz. Imagínate, mis idolos Beethoven o Miguel Ángel o Kurt Cobain. Pero no, no es nada seguro. Yo escribo y a ciertas personas les gusta lo que escribo. De ahí a compararme con Hesse o Whitman o Allan Poe (que eran bipolares) pues ni al caso.

Pues bien, bienvenidos al mundo bipolar. Un mundo de sufrimiento y dolor fundamentado y de felicidad y alegría sin sentido alguno. Yo los saludo y espero les agrade lo que escribo de vez en cuando; cuando me siento "tocado por el fuego" o cuando "las musas me visitan".